Como les contamos en una publicación anterior, el grupo de Yoorganico inició un seguimiento de noticias relacionadas a nuestro tema de cabecera: la contaminación y el derroche de agua.

Elegimos al diario digital http://www.clarin.com/, por considerarlo uno de los medios de comunicación más consultados en la Web. De este periódico extrajimos las noticias sobre las que más tarde trabajaríamos.

El seguimiento comprendió las fechas que van desde el 15 hasta 27 de mayo de 2011. En ese lapso de tiempo, pudimos hallar varias notas vinculadas con la problemática a la que nos dedicamos, enriqueciendo de este modo nuestra actividad.

Pese a la abundancia del material al que accedimos, no todos los días podíamos dar con información de nuestro interés. Por lo general, las noticias se incluían dentro de la sección Sociedad.

El principal hecho del que nos hicimos eco, fue la crítica situación en la que se encuentran las aguas del Riachuelo. Rastreamos cuatro noticias de alto impacto, que describían las condiciones del agua, muy contaminada, y la situación de los habitantes que residen a orillas del río.

En este caso, las noticias eran fáciles de detectar, ya que sus titulares aparecían directamente en la página de inicio. Es aquí donde cabe destacar que, también en esos días, el tema de la usurpación de viviendas que estaban destinadas a los pobladores de la Cuenca Matanza Riachuelo estaba instalado en los medios.

A raíz de ello, decidimos basar una de nuestras notas posteriores en este hecho. Las noticias recopiladas durante el seguimiento, sirvieron como fuente fiable a la hora de escribir “Cloaca-bebedero”.

Otras noticias que integraron la búsqueda hablaban sobre el derretimiento de glaciares en la Patagonia, la inactividad del Estado argentino frente al cambio climático y la posibilidad de que la Luna contenga tanta agua como la Tierra. A éstas, y otras más, no las incluimos en nuestros textos; pero eso no les restó importancia.

Notas aisladas que encaraban un tema ambiental, sirvieron para ampliar nuestro conocimiento de causa y para adquirir un panorama más certero sobre la situación actual que atraviesa el medio ambiente. Muchas notas no fueron citadas, aunque sí leídas y tenidas en cuenta a la hora de formular nuevas ideas.

Esta labor, de “barrido” multimedial, puede sonar tediosa, mas no lo es si el tema perseguido responde a una real y profunda motivación. Observar cómo un medio de comunicación encara determinada temática, con qué frecuencia y cuánta importancia le da, resulta un buen ejercicio si se quiere pulir el concepto que tenemos nosotros mismos de la cuestión.

En particular, recomendamos siempre ser críticos con lo que leemos. Sólo con la búsqueda y análisis de información, lograremos no repetir como loros lo que otros dicen sino que seremos capaces de generar ideas propias.

 

Por: Coviaga, Cecilia y Palma, Martín.

Advertisements

Esta película animada, de origen alemán, fue un hallazgo importante para el Blog ya que, con sutileza y algo de humor, trata la problemática que nosotros también abordamos: la escasez del agua. Si bien el filme refleja la situación general de nuestro deteriorado medio ambiente, los hechos centrales se basan en las consecuencias que tiene una represa en África.

La historia relata cómo un grupo de animales, algunos provenientes de diversos continentes, se organiza y toma medidas para terminar con la sequía en “el paraíso” (sabana africana). Una tortuga de 715 años, testigo de cómo la historia destruye y construye todo, una y otra vez, proclama: “lo que [el hombre] le hace a la Tierra, en definitiva se lo hace a sí mismo. Y cuando la Tierra es finalmente destruida y los animales son o expulsados o asesinados, el hombre reinará la Tierra solo. Entonces, perdido y desamparado, él también será borrado de la faz de la Tierra”. Pero, lejos de regocijarse con ese “consuelo de tontos”, incita a los demás a defenderse contra la humanidad.

Los protagonistas principales comprenden: dos tortugas de las Islas Galápagos, víctimas de los derrames de petróleo en el mar; una osa polar, desertora del descongelado Polo Norte; un canguro y un demonio de Tasmania, adictos a los refrescos, que escaparon de los incendios en Australia; un pollo, que se fugó de la cocina de un barco; y una suricata y un león, sobrevivientes de la atroz sequía que afecta al territorio africano.

Una tierna producción, que hace simple un complejo problema. Ojalá sirva para reavivar la toma de conciencia.

“El hombre es un ladrón que viene en la noche y toma lo que quiere de la Tierra. Pero la Tierra no pertenece al hombre. Es sólo una pequeña parte de ella. El hombre no tejió la tela de la vida. Él, no es más que un hilo. Todos compartimos el mismo aliento”.

[http://www.youtube.com/watch?v=lIAkJ6xTyQU -21/06/2011]

Por: Coviaga, Cecilia.